#ELPEORABUSO

#ELPEORABUSO

Muy pocos abusadores son denunciados y formalizados, debido a que las víctimas tardan mucho tiempo en decidirse a hablar de lo ocurrido.

Si has sido víctima y/o sabes que tu hijo/a o niño/a a tu cargo ha sido abusado sexualmente, repórtalo a la policía inmediatamente o puedes llamar al número Denuncia Seguro (600 400 01 01).

¿Qué es denuncia Seguro?

Es un número telefónico al cual la ciudadanía puede llamar para entregar información acerca de delitos de los que haya sido testigo, dando a conocer datos relevantes sobre lugares y/o personas involucradas en algún ilícito.

  • El principal compromiso de este programa es el anonimato de las personas que llaman para denunciar. Por lo tanto, nadie le preguntará cómo se llama o de dónde está llamando. No es requisito entregar ningún antecedente personal y no queda registro alguno del número desde el cual se genera la llamada.
  • Las conversaciones no son grabadas.
  • Las personas pueden estar absolutamente seguras de que nadie conocerá su identidad y, por lo tanto, no corren ningún peligro asociado al denunciar.
  • Más información en www.denunciaseguro.cl

¿QUÉ MÁS PUEDO HACER?

Lleva al niño/a al médico (idealmente un médico de confianza que pueda acoger al niño/a) para que lo/a examine.

  • Pregúntale al médico el nombre de un terapeuta al que te pueda referir para estos casos.
  • Coopera con la policía para que logre encontrar a éste y quizás otros agresores sexuales a tu alrededor.

600 4000 101 Denuncia Seguro

#ELPEORABUSO

¿Qué es el abuso sexual infantil?

El abuso sexual infantil se define como el sometimiento o la exposición de un niño/a a contacto, actividad o conductas sexuales. Esto incluye contacto oral, anal, genital, en el trasero y en los pechos.

También es abuso sexual el uso de objetos para penetración vaginal o anal, sobajeo o estimulación sexual.

La explotación de un niño/a con fines pornográficos, explotación sexual comercial, y estimular a un niño/a con ofrecimiento de favores sexuales, exhibicionismo y material erótico inapropiado también son formas de abuso sexual infantil.

El abuso sexual infantil también abarca conductas sin contacto como el voyerismo, exposición indecente y comentarios de índole sexual a un niño/a.

¿Quiénes son víctimas de abuso sexual infantil?

El abuso sexual infantil ocurre de manera transversal en todas las poblaciones. Esto sucede a niños/as de todos los niveles socioeconómicos, en todas las razas y culturas, en áreas urbanas y rurales.

¿Quiénes son los abusadores?

Existen diversas cifras al respecto, pero en general el 80% de los casos de abuso sexual han sido cometidos por conocidos del niño/a, es decir, un familiar, profesor/a, religioso/a, vecino/a o amigo/a.

¿CÓMO PUEDO DETECTAR SI UN NIÑO PODRÍA ESTAR SIENDO ABUSADO?

Salvo en casos de violación, los signos físicos del abuso sexual infantil a menudo son difíciles de detectar, debido a que los abusadores evitan dañar físicamente a sus víctimas de modo de poder seguir repitiendo sus conductas en el tiempo.

No se trata de que los padres o adultos vean signos de abuso sexual en todas partes ni que sospechen de todas las personas que tienen a su alrededor. Sin embargo, los adultos deben estar siempre atentos para detectar signos de cualquier forma de abuso infantil, como por ejemplo:

  • Si el niño/a te dice que ha sido tocado/a de manera inapropiada o sexual.
  • Si el niño/a se comporta de manera sexual inapropiada con otras personas (incluyendo tocar a otras personas inapropiadamente).
  • Si el niño/a usa lenguaje sexual inapropiado.
  • Si el conocimiento de lo sexual del niño/a parece mayor a lo que correspondería para un niño de su edad.
  • Si el niño/a está retraído/a y no quiere mantener contacto físico con algunos o todos los miembros de su familia, amigo de la familia, profesor/a, o una persona en particular.
  • Si el niño/a sufre repentinamente de depresión o ansiedad severa, pérdida del apetito, agresividad, desórdenes en el sueño, fobia a la oscuridad, o desórdenes de personalidad múltiple.
  • Si el niño/a intenta (y/o logra) auto inflingirse daño físico.
  • Si el niño/a hace comentarios recurrentes acerca de su poca valía personal o baja autoestima.
  • Sangre en la ropa interior de un niño/a pequeño/a.
  • Cuando un niño pequeño se queja de dolor en su área genital.
  • Daño en el área genital del niño/a, como moretones, sangre o hinchazón. Estas heridas pueden causarle dolor al niño al caminar o al sentarse.
  • Signos de infección en el área urinaria o genital del niño/a, lo que podría relacionarse con frecuente ardor, picazón o una enfermedad de transmisión sexual.
  • Embarazo.
  • Cambios en el rendimiento académico: bajar las notas, no cumplir con tareas, inasistencias repetidas.
  • Regresiones en niños pequeños tales como mojar la cama o chuparse el dedo.
  • Si el niño/a se muestra excesivamente preocupado/a por un/a hermano/a.
  • Cambios en la higiene personal, como por ejemplo negarse a bañarse (en niños pequeños).
  • Niños mayores pueden ducharse constantemente, tratando de “limpiar” sus sentimientos de vergüenza y culpa.
  • Empezar a recibir repentinamente regalos o dinero por parte de una figura de autoridad (profesor/a, entrenador/a, pariente adulto, etc.)

¿CÓMO PUEDO DETECTAR A UN POSIBLE ABUSADOR SEXUAL?

Los abusadores sexuales infantiles intentan establecer conexiones con un niño/a. Estas conexiones se transforman en relaciones que el adulto puede explotar para su beneficio.

Los abusadores usan esta “relación” para hacer pasar como normal una conducta que no es normal, pero como cuenta con la confianza del niño/a, la conducta termina siendo permitida.

Algunos ejemplos de este tipo de conductas pueden incluir:

  • Ofrecer regalos o dinero regularmente a un niño/a en específico.
  • Intentos de aislar al niño de otros, para poder hablar o pasar tiempo con él/ella en privado.
  • Incentivar a los niños a confiar en ellos, y luego usar esa confianza para discutir temas sexuales o inapropiados.
  • Hablar constante y excesivamente acerca de actividades sexuales de niños/as o adolescentes.
  • Masturbación excesiva e inapropiada.
  • Hablar de fantasías sexuales que incluyen a niños/as.
  • Incentivar constantemente a niños/as a guardar secretos.
  • Consumo de pornografía infantil.
  • Solicitar a la pareja adulta que hable o se vista como niño/a durante la actividad sexual.
  • Pasar excesiva cantidad de tiempo solo en compañía de niños/as o adolescentes (sin la presencia de otros adultos).
  • Referirse a niños con términos sexuales.

600 4000 101 Denuncia Seguro

#ELPEORABUSO

¿Por qué el abuso sexual infantil
es el peor de los abusos?

Porque es la suma de todos los abusos: el abuso de conciencia, abuso psicológico, abuso de poder, abuso físico y el abuso sexual.

Y además se comete deliberadamente sobre un niño/a que no tiene posibilidad de defenderse.

Si bien el Estado debe actuar para que esto no ocurra, los programas, campañas o iniciativas desplegadas no son suficientes por sí mismas.

Urge el compromiso de todos los adultos para detener el abuso sexual infantil, prevenir su ocurrencia, denunciar a los abusadores y acompañar, acoger y ayudar a los sobrevivientes.

Los padres no pueden estar vigilando a sus hijos todo el tiempo, por eso un paso importante para prevenir el abuso sexual es hablar de manera directa y abierta estos temas en familia. A continuación se presentan algunos consejos prácticos para aplicar:

  • Para prevenir el abuso, es de vital importancia que los padres se involucren en la vida de sus hijos, dentro de lo que se incluye conocer a fondo a los adultos con los cuales ellos se relacionan, especialmente si están en contacto con sus hijos.
  • No se debe forzar a los niños a dar muestras de afecto, las muestras de afecto no se obligan, son genuinas, en los niños y los adultos.
    • No obligue ni insista que su hijo salude o se despida afectuosamente. Obligar a un niño a dar un beso o un abrazo no es positivo.
    • Los niños deben aprender qué tipo de contacto físico tienen con los otros y distinguir cuando los adultos los obligan a tener un contacto que no quieren.
    • Empoderar a los niños cuando no quieren contacto o acercarse. Ellos pueden decidir y decir libremente cuándo quieren o no quieren hacer algo.
    • Enseñe a sus hijos a reconocer su ‘incomodidad’ y expresarla.
  • Hablar a los niños abiertamente sobre sexualidad acorde a su edad, y enseñarles que la sexualidad no es un secreto pero que es una actividad de adultos.
    • Enseñar a los niños a nombrar y reconocer las partes privadas de su cuerpo.
    • El espacio físico de los niños es tan privado como el de los adultos. No es recomendable que un extraño toque su cara o su pelo en el ascensor, en el transporte público.
    • Si su cuidador pone esos límites asertivamente, el niño también aprenderá.
  • No promover la complicidad a través del secreto.
  • Apoyar a los niños a identificar y expresar sus emociones: Enseñarles a reconocer sensaciones de incomodidad y que ellos pueden decir que no cuando se sientan asustados o incómodos.
  • Tener canales comunicacionales abiertos con los niños/as, estar disponibles, involucrarse en su juego y en las actividades que realiza tanto dentro como fuera del entorno escolar.

600 4000 101 Denuncia Seguro